Feeds:
Entradas
Comentarios

 photo Jesuacutes-Samper_zps8781bb84.jpgHace ya diecinueve años del tormento que sufrimos los sevillistas como resultado de aquella desafortunada decisión de la Liga de Futbol Profesional, que acabaría siendo revocada de forma inexorable.

Diecinueve años ya del verano de 1995, en el que Jesús Samper, presidente de la LFP y su adjunto Toni Fidalgo, con crueldad, sin profundizar en consecuencias y tras una más que evidente falta de entendimiento con el entonces Presidente del Sevilla Luis Cuervas Vilches (qepd), tomaron la nefasta decisión de descender al Sevilla FC. junto con el RC. Celta de Vigo, a Segunda B.

Aquel desatino trajo consigo un escándalo de tal magnitud, que hasta el propio presidente del Gobierno Felipe González Márquez, fue llamado a tomar cartas en el asunto para que el despropósito se revirtiera y los dos clubes afectados volvieran a la categoría que por derecho propio y deportivo, les correspondía.

El desenlace de tamaño desatino se prolongaría durante más de dos semanas de reuniones entre autoridades deportivas y la totalidad de los presidentes de Primera y Segunda División, todos ellos partes interesadas en tan desagradable ‘lío’, ya que unido al descenso administrativo de los citados clubes, se decidió con idéntica inmediatez subir de categoría a dos de los descendidos de la anterior temporada, Valladolid y Albacete, para cubrir los espacios de los sancionados.

La mejor solución posible determinó un auténtico ‘parche’. Una vez puesta en común la totalidad de la documentación presentada y las consecuencias de una medida tan desproporcionada y equivocada como injusta, los intervinientes en el entuerto tomaron la controvertida decisión de aumentar de veinte a veintidós equipos la Primera División durante dos temporadas, cuando hacía tiempo que se pretendía rebajar la categoría a dieciocho equipos.

Los desagradables acontecimientos traídos del pasado en los párrafos anteriores nos sirven de base, no solo para recordar lo que ocurrió aquel verano del 1995, sino para referir un acontecimiento de indudable similitud e idéntico ‘actor de reparto’, ocurrido el pasado jueves 7 de agosto.

El abogado Jesús Samper Vidal, quien dictaminase el descenso administrativo de Sevilla y Celta de Vigo a la tercera categoría nacional, volvió a ser protagonista del mismo trance en el que se vio envuelto diecinueve años atrás, aunque estando ahora situado en el lugar en el que entonces eran sus ajusticiados.

La Liga del Futbol Profesional con la anuencia del Consejo Superior de Deportes, por deudas con la Hacienda Pública y los futbolistas, ha tomado la decisión de descender a 2ªB, al Real Murcia CF., entidad de la que posee el mayor número de acciones desde 1998, Jesús Samper.

El refranero español tiene entre sus frases más solapadas esa que dice que “el que la hace, la paga”, una expresión que no aclara qué es lo que tiene que pagar el que la hace, o si la justicia encargada de hacer pagar lo que ha hecho, pertenece a este Mundo o tiene un carácter, como el caso que nos ocupa, más esotérico. Aunque evidentemente si una frase nos viene como anillo estos días, es la que sostiene que “donde las dan, las toman”. No hace falta explicar su significado.

Ni el Real Murcia ni sus aficionados son culpables de lo ocurrido, como tampoco lo fueron los del Celta y el Sevilla en 1995. Los causantes de las deudas son los propios dirigentes que no administran eficientemente las entidades que dirigen, ni parecen importarles los sentimientos de los aficionados que las sostienen. De alguna manera deberían ser aquellos los que pagasen las consecuencias de lo que hacen rematadamente mal y no unas entidades a las que la mayoría coinciden en señalar como mucho más que un sentimiento personal.

El hecho que rememoramos, se llevó por delante a Luis Cuervas Vilches, cuyas reconocidas desavenencias con Jesús Samper, acabaron desencadenando su tristísima dimisión como presidente del Club del que había logrado hacer hablar a toda Europa, con extraordinarios fichajes como los de Polster, Dassaev, Súker, Simeone o el mismísimo Maradona.

No sabemos lo que irá a ocurrirle a este considerado ‘especulador’ que ahora bebe de su propia medicina, pero sí empatizamos y perfectamente, con la actitud desesperada de los murcianistas, que lo señalan como culpable de que a su querido ‘sentimiento’ lo haya vuelto a poner al borde de un abismo, que estos sí, ya conocen perfectamente.

Pepe Ursaonés

2014-08 (13) SFC Periódico Madrid 2 Sevilla 0

2014-08 (12) SFC Periódico Real Madrid Sevilla

2014-08 (09) SFC Periódico Sevilla 2 Córdoba 0

2014-08 (03) SFC Periódico Fenerbahce 0 Sevilla 2

2014-07 (31) SFC Periódico  Hertha 0 Sevilla 2

2014-07 (28) SFC Periódico U.Berlín 2 Sevilla 1

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.366 seguidores