Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Partidos (Opinión)’ Category

Noche del 27 de Febrero de 2013. C/ Luis de Morales hacia Luis Arenas. Sevilla.

Read Full Post »

 photo 1360973675_extras_albumes_0Cabecera_zps3ad1fe70.jpg

Nunca un Barcelona-Sevilla se había presentado antes tan descafeinado como el que se vivirá el sábado 23 en el Camp Nou. El sevillismo ya tiene un solo partido entre ceja y ceja, el Sevilla-Atlético de la vuelta de la semifinal de Copa que se vivirá en el RS-P el próximo miércoles 27 de febrero.

Read Full Post »

2013-02 (09) Madrid 4 Sevilla 1 photo 2013-0210PelelesdelMadrid_zps7e8ccab1.jpg

Triste noche, una más, del Sevilla FC en el Bernabéu, convertido en un auténtico muñeco de trapo en manos de un Madrid que le vapuleó otra vez sin despeinarse. Los grotescos errores defensivos, así como los desaciertos de sus jugadores de ataque, destrozaron la frágil moral de un equipo que no es ni sombra de lo que recientemente ha sido. Si ante este vulgar Madrid la imagen mostrada fue así de sonrojante, no queremos ni imaginar lo que hará el Barcelona de Messi con tan vulnerable defensa, tan sólo cuatro días antes de la semifinal de Copa y más teniendo en cuenta la necesidad que tendrá el Emery de reservar jugadores para tan trascendental partido. Terrible.

Read Full Post »

2013-02 (03) Sevilla 2 Rayo 1 photo CabeceraI_zps6bc4fd97.jpg

Tres partidos de Liga y dos de Copa del Rey con un resultado de tres victorias, un empate y una derrota aún reversible. La carta de presentación de Unai Emery no puede tener mejores guarismos. El fuenterribense le ha cambiado la cara a un equipo que ya mira con otros ojos su recuperación clasificatoria.

Read Full Post »

2013-01 (31) Atl photo 2013-0131Atleacutetico2Sevilla1Cabecera_zps2affa84f.jpg

Dos manos incomprensibles en el interior del área de Spahic y Navarro, ambos expulsados, emborronan el gran esfuerzo de un equipo que si se parece en algo al que dejó Míchel es por el color de las camisetas. No voy a perder un solo segundo en analizar los lamentables errores defensivos de este equipo, no hay tiempo para ello, el partido del Rayo Vallecano es demasiado importante como para estar dándole vueltas a lo que tiene difícil solución. Que Junio dicte sentencia, pero mientras llega ese mes que hablen los Sevillistas.

El Equipo, por lo que al fin demuestra, ‘quiere’. ¿Y tú, vas a dejar de luchar?

Read Full Post »

2013-01 (28) Sevilla 3 Granada 0 photo 2013-0128Sevilla3Granada0Cabecera_zpsbc88b538.jpg

Read Full Post »

2013-01 (23) Sevilla 4 Zaragoza 0 Un equipo muy Copero photo 2013-0123Sevilla4Zaragoza0Cabeceradefinitiva_zps7a7bf5b1.jpg

Read Full Post »

2013-01 (12) Valencia 2 Sevilla 0

Enésima decepción de la temporada, esta vez a manos de un Valencia que poco o nada tuvo que esforzarse para sumar los puntos en litigio. Le bastó con cerrarse bien atrás y aprovechar un par de los errores que este Sevilla comete cada partido y que todos sus rivales aprovechan tan bien.

El Sevilla, como su afición, está romo, tocado, hundido… Ni siquiera me consuela suponer que alguien en la cúpula de esta entidad hará algo, porque es de suponer que alguna acción drástica alguien tendría que llevar a cabo. La suerte, más fundamental de lo que parece en este deporte, ha dado la espalda de forma definitiva a este Club y por lo que se ve, nadie es capaz de hacerla girar.

Muy malos tiempos corren para los sevillistas y ni siquiera parece que podamos apelar a la ‘unión’, para sacar esto adelante. Triste.

Read Full Post »

2013-01 (09) Sevilla 1 Mallorca 2

El Sevilla Fútbol Club, como se preveía después del demoledor 0-5 de la ida, ya está en Cuartos de Final de la Copa del Rey, siendo finalmente el Zaragoza el equipo que le pondrá en apuros para disputar, una vez más y en poco tiempo, una nueva semifinal de un Torneo, que solo parece tener prestigio cuando Madrid y/o Barça llegan a la Final.

Read Full Post »

2013-01 (05) Sevilla 1 Osasuna 0

Seis partidos de Liga han tenido que transcurrir para que el Sevilla volviese a contentar a su parroquia con una victoria. Demasiados para una plantilla diseñada para alcanzar las altas cotas a la que nos tenían acostumbrados en los últimos años. El duelo entre estos dos equipos en momentos de ánimo muy bajos, fue presenciado por varios miles de asistentes, más de los esperados, que cambiaron su rutina anual de la Noche de Reyes para estar al lado de ese sentimiento inquebrantable que hace palpitar cada día sus corazones. Máxima admiración y respeto para tod@s y cada un@ de ell@s. Una sola excepción, la de aquellos que siguen olvidando para qué van al Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Es inadmisible que estos llamados ‘sevillistas’, no comprendan la importancia de estar en exclusividad con el equipo. Si animan o no, me la trae al fresco, pero no cabe en cabeza nervionense el hecho de preferir aunar voces para vestir de limpio al actual presidente del SFC, en vez de aunarlas para estar con los jugadores que defienden el Escudo del que ‘supuestamente’ están enamorados. Para venir a nuestro Estadio para ésto, mejor disfrutar de la familia en casa. Y lo digo con extrema sinceridad. Aquí las cartas ya están boca arriba desde hace tiempo y algunos siguen empeñados en defender por un lado, a quien no tiene defensa posible en su modo de actuar y por otro, en criticar la puesta en práctica de unas medidas desesperadas para evitar que la maldita estupidez de algun@s pueda volver a avergonzarnos. El protagonista en Nervión jamás puede ser otro que el Sevilla Fútbol Club. Los que se olvidaron anoche del equipo para expresar su malestar con otras historias, cuando el equipo más lo necesitaba JAMÁS, repito JAMÁS, tendrán mi apoyo o aprecio. Esta guerra dejó herido el orgullo que much@s de nosotr@s sentíamos por much@s de los que habitan en esa grada baja de Gol Norte. Habría sido muy fácil estar a su lado de haber llevado las cosas de otra forma, pero se han equivocado para los restos. Ya nada será igual, ‘nada’, el daño ya está hecho. CINCO meses de extrema insensatez en todos y cada uno de los protagonistas son más que demasiados. Lo lamento en total profundidad.

Con respecto al partido ‘cortito con papas’ en cuanto a fútbol. En cuanto a sentimientos, hacía tiempo que no escuchaba mi corazón con tanta claridad. Nuestra cara en la noche de Reyes no podía ser más ‘tiesa’. Por suerte, el zurdazo de Spahic se fue entre los tres palos y todo lo transcurrido durante los 81 minutos precedentes quedó en anécdota, porque lo de menos anoche debía ser el juego. Mal Mendilíbar en su alocución, hay que saber perder. El momento actual de su equipo, como el nuestro, es muy malo, pero culpar al árbitro de lo ocurrido y restar méritos a su rival, no tenía razón de ser. El Sevilla fue un justísimo merecedor de la victoria y en ningún momento lo reconoció. Evidentemente nos quedamos del partido con el juego de Reyes, que hizo honor a la festividad de la mágica noche en la que las televisiones obligaron a jugar al Sevilla. Ojalá el utrerano haya cogido la racha buena, nos hace falta y mucho. Míchel tiene unos días más de ‘vida sevillista’ gracias al gol del bosnio, aunque cambios como el que de nuevo hizo ayer, Kondogbia estaba haciendo un partidazo, sigan sin comprenderse. Ojalá aproveche esta ‘última’ oportunidad que se le presenta.

Read Full Post »

2012-12 (07) Triunvirato

Dato para la reflexión: Muñiz Fernández ha expulsado en 22 partidos de Liga a 10 jugadores del Sevilla, 4 por doble amarilla y 6 por roja directa.

Era imaginable que nuestro Sevilla fuese mejor que el del lunes pasado en Nervión. El equipo de hoy ha querido parecerse al que queremos sobre el césped. Para formar un buen equipo, además de de ser ‘guapo’ se necesitan otros complementos como el de ser un buen futbolista. Después vendrá que éste sano, que sienta en sus adentros los colores del club para el que trabaja, que la suerte le sea favorable y por último que el partido lo juzgue un buen árbitro, un tío serio, correcto, imparcial, que sepa impartir justicia sin perjudicar a ninguno de los contendientes. Este último complemento es el mas delicado, porque si el árbitro no reúne las condiciones expresadas, comete errores o es injusto en su profesión, hace mucho daño no solo a los equipos, sino también a los futbolistas y al fútbol en general.

El partido que nos ocupa fue arbitrado por el inopinable y perjudicial Muñiz Fernández, conocido como ‘el gominas’. Como es costumbre en este individuo, hizo un mal y descarado arbitraje perjudicando gravemente al Sevilla FC expulsando a José Antonio Reyes injustamente, por un error del mismo colegiado, que detallaremos mas adelante junto con otras ‘lindezas’. No es la primera vez que este individuo ha dañado al Sevilla con deplorables arbitrajes.

Desde el inicio, el Sevilla se hizo con el control del encuentro, dominando el balón y llegando a las inmediaciones del área rival con peligro. Spahic tuvo la primera ocasión en un disparo cruzado que el portero del Espanyol desvió con apuros. Sin embargo sería el Espanyol en el m.13 los que se llevarían el gato al agua las primeras de cambio. Fernando Navarro en una impropia jugada, como lo fue el primer gol del Valladolid el partido anterior, arrolla al jugador Verdú en un salto por alto en la esquina del área grande que Muñiz no duda en señalar como penalti. La jugada, comentada por algunos como rigurosa, hace subir un 1-0 al marcador absolutamente impensable.

No debía tener muy tranquila su conciencia el engominado protagonista del encuentro, cuando once minutos después señalaba a favor de los andaluces un penalti irrisorio. Kondogbia se va al suelo en un córner sin que nadie le soplara y el tipo no duda en señalar el punto de penalti. De risas y carcajadas, aunque se agradece que devolviera las tablas al marcador, Rakitic esta vez no falló, y diese la oportunidad a los de Míchel de volver a poner las cosas en su sitio.

La pronta igualada devolvió la ilusión a los sevillistas, pareciendo que recuperaba un mando que jamás había perdido. Jesús Navas y Perotti, cada uno por su banda, cruzaban balones sin encontrar el rematador, una tónica que se hace repetitiva, unas veces por la deficiencia de las asistencias y otras por la falta de rematadores. El máximo esperpento de Muñiz y que a buen seguro le acarreará unas semanitas en el ‘congelador’, iba a llegar en el minuto 39. Reyes, que había visto tarjeta amarilla cinco minutos antes, se disponía a sacar una falta cometida sobre Babá en el borde del área. El esperpento del pito le da la venia para el lanzamiento y Reyes toma carrerilla pendiente de la ubicación del balón. Justo entonces Muñiz se desentiende del lanzamiento y se va a advertir no sé qué historia a Fazio y Spahic, mientras el de Utrera la pega contra la barrera. El juez escucha murmullos, se gira, ve que había sacado la falta y le endosa la segunda a Reyes. Ni en el ‘Club de la Comedia’ se ha contado un chiste mayor. Remontada hipotecada con un jugador menos, por los santos cojones del individuo del pito. Para más inri, se supo tras el partido que ‘el nota’ le había asegurado a los sevillistas que no había soplado su herramienta de trabajo, algo en lo que las imágenes de televisión le dejarían con el culete al aire. No creemos que a este personaje eso le importe mucho.

Un árbitro cabal, sensato, justo… hubiera ordenado repetir el lanzamiento y punto, pero no, el repudiado señorito por poder para impartir justicia aunque sea deportiva tenía una vez más que dar la nota. El único protagonista del empate a uno con el que los jugadores se fueron al vestuario, y por ende del resto del partido, había sido él solito.

La expulsión dejó al Sevilla tocado y al Espanyol con ganas de marcha. Si al partido le faltaban jugadas tontas para estar a tono con el saltimbanqui del silbato, esa llegaría en el minuto 61 de la reanudación. A Míchel se le ha metido en la cabeza que Palop es culpable de parte de los males que atesora el equipo y evidentemente una solución a ello sólo responde al nombre de Diego López. Al de Paradela no se le nota muy fino, ni siquiera cuando aún defendía los colores del Villarreal, pero Monchi y su dirección deportiva lo tuvieron muy claro cuando decidieron ficharle. En la jugada del 2-1 espanyolista su mal momento quedó más que demostrado. Es imposible estar peor ubicado en un saque de esquina en tu contra. El remate de cabeza de Simao fue torpe, para nada certero. Pero, ¿quién se fija en ello si el balón acaba en el interior de la portería? Un equipo que meramente quisiera permanecer en Primera, no se puede permitir este tipo de goles. Ningún hombre de la retaguardia que se precie por sus maneras defensivas puede consentir semejante error. El gol, que de alguna forma se veía venir por la inercia de este equipo, supuso una pesada losa en la moral sevillista, que hacía inimaginable una igualada en la media hora restante.

Sin embargo, los jugadores que Muñiz había dejado sobre el césped fueron conscientes de que poco más de una semana antes, habían logrado borrar del mismo escenario al mismo oponente. Al fin apareció el orgullo olvidado o tal vez el amor propio que hace florecer al coraje y evoca al cambio de actitud. El cambio de cartas de Míchel, dando entrada a Manu, Negredo y Rabello acabaría dando sus frutos aunque fuese en el último segundo del partido. Durante los treinta minutos posteriores al gol de Simao, los locales se habían dedicado a defender con racial esmero la escueta ventaja, a sabiendas del mal momento anotador de su oponente. Ni por asomo contaban con que su rival pudiera sacar de la chistera una jugada de triangulación que acabase en gol, tal vez de las pocas que se le hayan podido ver lejos del RS-P. Curiosamente en esa añorada jugada tendría especial protagonismo Coke, sustituto del rebelde Cicinho y que venía siendo vilipendiado por ese ancestral reducto de sevillistas que durante décadas se han ido haciendo fuertes en Nervión al son de sus silbidos. El criticado exvallecano dibujaba en el aire, con destino a la cabeza de Negredo, una de las mejores asistencias de la temporada y que acabaría por cerrar de forma inesperada en el minuto 92, las tablas en el marcador. Un gol que algunos sevillistas aseguran no haber celebrado por el desánimo en el que este equipo les tiene sumidos. Ellos allá.

Ni mucho menos fue el resultado que se esperaba, pero tal como transcurrió el partido y dadas las incidencias acaecidas, a mi particularmente me supo a gloria.

El Abonado 59

Read Full Post »

2012-11 (28) Espanyol 0 Sevilla 3

Después de ocho partidos oficiales lejos de Nervión en los que tan solo sumó una victoria (Coruña, 24.09.12), el Sevilla volvió a alzar los brazos victoriosos en feudo contrario. Para ello tuvo que enfrentarse a un rival muy tocado como era este RCD. Espanyol del interino Raúl Longhi. Las miserias del fútbol volvieron a cargarse a un gran técnico al que le queda mucho por decir en este deporte, como es el murfense Mauricio Pochettino.

El partido del Calderón, del que se desmarcó este blog por la incomparecencia del equipo que tiene la llave de nuestro corazón blanco y rojo, había dejado muy claro que este Sevilla sigue en terreno de nadie, como ya empieza a demostrar la clasificación. La victoria en el derbi estuvo sobradamente bien, aún nos queda mucho que disfrutar de ella, pero el segundo lustro del nuevo siglo nos vino a demostrar que determinadas batallitas ganadas son meros provincianismos del que parecíamos haber sabido huir.

El Sevilla tiene la obligación de sentirse superior a muchos de los equipos con los no viene sumando todos los puntos en litigio. Granada, Rayo, Celta, Zaragoza, Levante o Athletic no han permitido a los sevillistas sacar la cabeza del pozo en la que empezó a metérsela el Sporting de Braga hace más de dos años, cuando Europa era de obligada permanencia por la calidad técnica de una plantilla que ya empezamos a olvidar.

El feudo del Espanyol de Barcelona siempre fue un terreno poco propicio para la victoria sevillista. Más allá del mal momento que vive el otro equipo de Barcelona, ganarle a domicilio no deja de ser una noticia que sorprenda a los nervionenses amantes de la estadística. Bien es cierto que para que ello se produjera, tuvimos la suerte ‘al fin’ de contar con lo que podríamos llamar un error arbitral. En el minuto 26 de la primera parte, al espanyolista Javi López se le iba a acusar de derribar al senegalés Babá dentro del área, cortando una ocasión manifiesta de gol y siendo el último hombre. A nuestro entender, las imágenes no dejan lugar a duda alguna, ni existe dicha falta, ni la supuesta fricción ocurrió en el interior del área. Una vez más, Babá se dejó llevar por ese miedo al error que le tiene atenazado por la poca confianza de la que es objeto desde que llegó a Sevilla, si bien es cierto que la misma se la tiene que ganar con sus actuaciones y éstas, al menos de momento, dejan mucho que desear. En los metros finales el jugador de color no sabe qué hacer con el balón, esa es la realidad que viene demostrando en partidos como el de Zaragoza, el de Bilbao o el de este miércoles en Barcelona.

Lo inamovible es que Clos Gómez lo pitó y que Perotti pudo reencontrarse con el gol. Rakitic cedió la suerte de los once metros al argentino y el ex de Morón no defraudó. Con un jugador más y con tres goles de diferencia en el marcador, el partido pasó a mejor vida en ese mismo instante. Del resto nos quedamos como no puede ser de otra manera, con los dos golazos marcados por Rakitic y Babá. El del suizo-croata tras empalmar un magnífico servicio, muy medido, de Jesús Navas y el segundo de chilena del senegalés tras servicio en semifallo del jugador que llegase del Schalke 04. Habríamos querido creer que el gol de Babá le quitase de un plumazo la inmensa presión de la que este jugador viene siendo objeto, mucho más al convertirse en la única referencia de ataque del equipo de Míchel, tras la lesión de Negredo. Sin embargo, doce minutos después de su excelso gol, iba a demostrar de nuevo que su ‘escopeta’ sigue más atascada que una bulla en Campana un Domingo de Ramos. La falta de calidad en la definición es más que evidente en el jugador que llegase del Marítimo portugués.

Del encuentro poca historia más. Como dijimos, antes de la media hora de partido la mayoría estábamos pensando ya en el del próximo lunes frente al Valladolid y si seremos capaces de seguir manteniendo la dinámica en nuestro Estadio, en el que venimos demostrando esa cara que hace honor al himno sevillista. Será un enfrentamiento con muchas bajas por parte local, sin Negredo, Rakitic, Fazio, Luna o Spahic, aunque al menos contaremos con la vuelta de Gary Medel, que vale por dos en el centro del campo. Y ojo, en frente el equipo de Pucela, otro que nos lo viene haciendo pasar mal en nuestro Estadio en los últimos tiempos, por mucho que no encontremos causas que lo justifiquen.

Por la cuenta clasificatoria que nos trae, que siga la racha de victorias en casa si no queremos vernos más descolgados aún en la clasificación. Toquemos madera.

Read Full Post »

2012-11 (18) Sevilla 5 veti 1

Hace más de setenta años que no se da una victoria como esta en un derbi, ha sido contundente, apoteósica y de esas que dejan huella para siempre. Aunque de distinta manera, ambos rivales la gozan o la sufren según sean ganadores o perdedores. Aquellos porque elevan en grado sumo su moral y suman tres puntos sobre su contrincante y los otros porque quedan sumamente heridos, con la moral por los suelos y un difícil y doloroso camino por recorrer. Más aun por tratarse de dos clubes vecinos, de la misma ciudad, con un historial lleno de vicisitudes, serias confrontaciones y en muchas de las ocasiones, odio.

Presenciar in situ un espectáculo como este es una gozada, principalmente para los que ven como su equipo sale victorioso. Estos partidos entre sevillistas y verderones son muy llamativos, no solo en Sevilla, si no también en España, Europa y Suramérica. Levanta pasiones, sobre todo por la fuerte rivalidad que existe entre ambos y las polémicas que suelen surgir, aunque en el encuentro que nos ocupa, fueran escasas.

Lo que voy escribir a continuación, más que crónica de un partido de fútbol es un relato de lo que viví en Nervión la noche del 18 de Noviembre.

Allí estaba yo, una hora antes del comienzo de un evento deportivo en el que iban a competir jugando al fútbol los dos equipos sevillanos. Cada uno de ellos, de distinta afiliación y sentimientos, solo se parecen en que ambos practican el mismo deporte, pero nada más. Su origen, estilo, idiosincrasia, sus maneras de moverse en la sociedad, sus seguidores, su forma de gobierno, su configuración, en todo son distintos.

La predisposición para este partido es distinta. El hecho de la ubicación del Estadio en Nervión, en el centro geográfico de la capital andaluza, el ambiente que se respira en partidos como éste, el nombre del Club que defiende al de su Ciudad ‘SEVILLA’,… cosas todas ellas que te hacen sentirte situado en otro nivel, que te obliga a ‘saber estar’ y ser partícipe del comportamiento y estilo en el que uno ha sido educado.

Existía cierto temor al rival, que su clasificación es mejor es un hecho objetivo, poseen un buen equipo y los medios de comunicación deportivos apuntaban a que eran favoritos. Pero el Sevilla, además de que se jugaba en su casa, tenía más necesidad de ganar y estaban preparados para defender su dignidad, luchando para quedarse con los tres puntos. El estadio estaba radiante, las gradas se presentaban relucientes de sevillistas dispuestos a tirar del carro animando y alentando sin cansancio posible.

La fiesta no pudo ser más completa cuando a los catorce segundos ya estaba el 1-0 en el marcador. La presión inicial no pudo se más fructífera. José Antonio Reyes, con rapidez y astucia la encajó en la escuadra tras colosal error del portero visitante. Fue un gol importantísimo que dejó a los verdolagas patitiesos, asombrados por las forma en la que rompieron su tinglado, la estrategia planteada ya no tenía razón de ser. Tenían que improvisar un nuevo guión, pero sin los tiempos muertos que posibilitan otros tipos de deportes.

El Sevilla, aprovechando el momento de inseguridad de su rival, con las mismas ganas, ambición y actitud con la que inició su lucha, logró marcar el segundo gol en un abrir y cerrar de ojo. Era el minuto cinco y su autor Federico Fazio. En el luminoso resplandecía un hermosísimo 2-0, mientras algunos/as abonados/as aún se ubicaban en sus asientos. En las gradas se vivía una fiesta que ya empezábamos a olvidar, predominando un vocerío de celebración inimaginable en ese momento del partido. Los abrazos y la alegría inusitada de los sevillistas se contraponían a la colosal tristeza y decepción de la familia verde y blanca, calladita y asustadiza, viendo como su equipo sucumbía ante su mayor enemigo posible por los tiempos de los tiempos. El clamor Blanco y Rojo empujaba a su equipo y este hizo causa común con aquel, enarbolando un más que añorado ‘fútbol preciosista’ de casta, coraje, entrega y velocidad, absolutamente apabullantes.

2012-11 (18) Sevilla 5 Betis 1

Particularmente Jesús Navas me parecía una flecha lanzada por un arquero llamado Cicinho, que se relevaba con el palaciego, en el arte de acertar en la diana de la cabeza o los pies de sus compañeros. Daba gloria verlos correr, poniendo balones a diestro y siniestro para el disfrute plástico de sus compañeros.

José Antonio Reyes estaba desconocido, radiante, dibujando el partido perfecto, mostrándose participativo y acertado. El tercer gol, marcado en el minuto treinta y dos, volvió a ser obra suya, tras una jugada entre Navas, Cicinho, y Negredo. El espectáculo, para los que nos gusta el fútbol, era excelso. No solo se aplaudían los goles, la estrella era el fútbol total que se estaba presenciando. Fernando Navarro por la izquierda era un muro infranqueable y al mismo tiempo un martillo pilón apoyando a sus compañeros tanto del centro del campo como de la delantera. Los dueños de la media, Medel, Maduro y Rakitic eran una engrasada máquina de repartir balones, sobre todo el suizo-croata, que estaba en todas partes, defendiendo y/o atacando, en los corners o en las faltas, incansable.

A pesar de ir ganando por un contundente 3-0 en el marcador, no se relajaron. Querían más y siguieron con la misma actividad con la que empezaron el partido, empujados por los sevillistas que ocupaban las gradas y especialmente por los Biris, que hoy volvieron a su trabajo. Fruto de esta actitud, llegó el cuarto gol en el minuto cuarenta y dos, otra vez obra del argentino Federico Fazio que de cabeza, remató un perfecto pase desde la izquierda de Reyes. ¡Vaya partido que estaba haciendo esta parejita!

Los mejores cuarenta y cinco minutos de los últimos años habían llegado a su fin, no había tiempo para más. Los gritos de ánimo no cesaban, ¡no era para menos! No recordaba un descanso con un resultado tan contundente como éste y teniendo como rival a nuestros vecinitos que viven allá al final de La Palmera. Quedaban cuarenta y cinco minutos más para gozar. Viendo cómo se estaba desarrollando el envite, se esperaba que probablemente hubiera más goles.

El partido ser reiniciaba resuelto, pero el Sevilla y los sevillistas queríamos más, el los cuatro goles eran maravillosos pero la ‘Manita’ resultaría sublime. Desde el primer instante de la segunda parte se veía que tal deseo podría ser logrado, aunque en los verdolagas se viese otra actitud, una concienciación diferente para impedir que la derrota fuese más bochornosa de lo que hasta ese instante era. Eso sí, la avanzadilla bética se desplegaba sin afán y con un complejo de inferioridad evidente.

Photobucket

El dueño del escenario continuaba dominando la situación, pero siendo su actitud menos punzante, a pesar de que sus avances eran más espaciados. Fruto de ese espacio llagaría la expulsión del Rubén Pérez, que acumuló dos amarillas en seis minutos. La primera por frenar como si estuviera jugando al Rugby a Jesús Navas y la segunda por impedir con su brazo izquierdo un lanzamiento a puerta del jugador de Los Palacios. Al Sevilla le quedaban veintinueve minutos para marcar el quinto y al rival los mismos para evitar la vergüenza.

No obstante y a pesar de lo que se les venía encima, el jugador Rubén Castro, aislado en la derecha del área pequeña, tendría la suerte de poner honor en tan abultado marcador en el minuto sesenta y seis. Mal día escogió el canario para inaugurar su casillero de goles al Sevilla.

A pesar de que el resultado seguía siendo igual de magnífico, a los sevillistas no nos hizo ninguna gracia el gol visitante. La noche si ya era Histórica, podría haber sido Universal. Se llegó al minuto noventa y el desaparecido Teixeira decidió prolongar el espectáculo en tres minutos. Tan solo uno después llegaría la estocada definitiva. En el minuto noventa y uno, Medel aún tendría arrestos para robarle el balón a la defensa verde y blanca y servirle el balón a Jesús Navas. El ‘Siete’ se adentra en el área cual cuchillo en mantequilla y de tacón sirve a Rakitic para que el rubio, se la coloque al palo derecho al desdibujado Adrián. El gol puso Nervión bocabajo. Lo definiría como la repapanocha. No recordaba ya tanto júbilo en el Sánchez-Pizjuán, tantos saltos, tantos abrazos festejando el ‘Quinto’, pero ¡Coñ…! es que este gol que subió al luminoso, el 5ª, sí, sí 5º no fue un gol cualquiera. Se había logrado ante el rival más rival de todos los rivales y al que tirando de hemeroteca, no se le hacían cinco goles desde hacía 70 años.

Este partido quedará grabado para siempre en la Centenaria historia del Sevilla Fútbol Club, por ser de esos que no se olvidan, de los que marcan las diferencias, dejan huella y callan muchas boquitas altisonantes venidas a menos.

El Abonado 59

Relájense y disfruten. Gracias ‘Jesús Creations’ por ser tan Grande.

Read Full Post »

2012-11 (11) Athletic 2 Sevilla 1

Miren, a uno le van quedando, tiempo aparte, pocas ganas de hacer análisis de lo que no tiene forma de ser analizado sin que se me disparen las pulsaciones sin controlarlas. La apatía y desinterés del llamado equipo titular base de este Sevilla no  tiene dirigente que la revierta. Nada queda del equipo que hace dos meses enamoraba con su casta y orgullo a la sufrida afición sevillista, que viene comprobando como año tras año, cada vez queda menos de aquel Sevilla de los títulos.

Dejaré que sea Míchel el que resuma la vergüenza que nos vienen haciendo pasar estos jugadores, porque tengo claro que aunque pasen 24, 48 o 72 horas, el monumental cabreo va a seguir siendo el mismo. Bielsa le pega su tercer palazo consecutivo al mentón de aquellos que no aceptaron que su locura se apoderase de la estabilidad de la Cisneros Palacios. El Sevilla Fútbol Club, sigue a la deriva.

“No ha habido actitud ni acierto. La primera parte no tiene calificativos, en cuanto al comportamiento sobre el césped. No me atrevo a calificarlo para que no se enfade nadie. En la primera jugada hemos visto lo que podíamos sufrir: desatenciones, desórdenes, falta de concentración, pérdidas de balón… En la segunda, sin ninguna instrucción táctica ni modificaciones, se ha hecho lo que teníamos previsto: dominar, apretar…

Todo se viene abajo cuando lo que hacemos lo hacemos sin interés ni acierto. Yo soy el máximo responsable y eso se le puede achacar al entrenador, pero qué casualidad que nunca funcione lo que se trabaja y lo que determina el entrenador. Son cuestiones que tienen que ver con la moral y el respeto a una camiseta”.

A lo dicho por el entrenador, no añadiré ni una coma más. Ni ganas de hacerlo.

Read Full Post »

Older Posts »