Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Pepe Ursaonés’ Category

 photo Jesuacutes-Samper_zps8781bb84.jpgHace ya diecinueve años del tormento que sufrimos los sevillistas como resultado de aquella desafortunada decisión de la Liga de Futbol Profesional, que acabaría siendo revocada de forma inexorable.

Diecinueve años ya del verano de 1995, en el que Jesús Samper, presidente de la LFP y su adjunto Toni Fidalgo, con crueldad, sin profundizar en consecuencias y tras una más que evidente falta de entendimiento con el entonces Presidente del Sevilla Luis Cuervas Vilches (qepd), tomaron la nefasta decisión de descender al Sevilla FC. junto con el RC. Celta de Vigo, a Segunda B.

Aquel desatino trajo consigo un escándalo de tal magnitud, que hasta el propio presidente del Gobierno Felipe González Márquez, fue llamado a tomar cartas en el asunto para que el despropósito se revirtiera y los dos clubes afectados volvieran a la categoría que por derecho propio y deportivo, les correspondía.

El desenlace de tamaño desatino se prolongaría durante más de dos semanas de reuniones entre autoridades deportivas y la totalidad de los presidentes de Primera y Segunda División, todos ellos partes interesadas en tan desagradable ‘lío’, ya que unido al descenso administrativo de los citados clubes, se decidió con idéntica inmediatez subir de categoría a dos de los descendidos de la anterior temporada, Valladolid y Albacete, para cubrir los espacios de los sancionados.

La mejor solución posible determinó un auténtico ‘parche’. Una vez puesta en común la totalidad de la documentación presentada y las consecuencias de una medida tan desproporcionada y equivocada como injusta, los intervinientes en el entuerto tomaron la controvertida decisión de aumentar de veinte a veintidós equipos la Primera División durante dos temporadas, cuando hacía tiempo que se pretendía rebajar la categoría a dieciocho equipos.

Los desagradables acontecimientos traídos del pasado en los párrafos anteriores nos sirven de base, no solo para recordar lo que ocurrió aquel verano del 1995, sino para referir un acontecimiento de indudable similitud e idéntico ‘actor de reparto’, ocurrido el pasado jueves 7 de agosto.

El abogado Jesús Samper Vidal, quien dictaminase el descenso administrativo de Sevilla y Celta de Vigo a la tercera categoría nacional, volvió a ser protagonista del mismo trance en el que se vio envuelto diecinueve años atrás, aunque estando ahora situado en el lugar en el que entonces eran sus ajusticiados.

La Liga del Futbol Profesional con la anuencia del Consejo Superior de Deportes, por deudas con la Hacienda Pública y los futbolistas, ha tomado la decisión de descender a 2ªB, al Real Murcia CF., entidad de la que posee el mayor número de acciones desde 1998, Jesús Samper.

El refranero español tiene entre sus frases más solapadas esa que dice que “el que la hace, la paga”, una expresión que no aclara qué es lo que tiene que pagar el que la hace, o si la justicia encargada de hacer pagar lo que ha hecho, pertenece a este Mundo o tiene un carácter, como el caso que nos ocupa, más esotérico. Aunque evidentemente si una frase nos viene como anillo estos días, es la que sostiene que “donde las dan, las toman”. No hace falta explicar su significado.

Ni el Real Murcia ni sus aficionados son culpables de lo ocurrido, como tampoco lo fueron los del Celta y el Sevilla en 1995. Los causantes de las deudas son los propios dirigentes que no administran eficientemente las entidades que dirigen, ni parecen importarles los sentimientos de los aficionados que las sostienen. De alguna manera deberían ser aquellos los que pagasen las consecuencias de lo que hacen rematadamente mal y no unas entidades a las que la mayoría coinciden en señalar como mucho más que un sentimiento personal.

El hecho que rememoramos, se llevó por delante a Luis Cuervas Vilches, cuyas reconocidas desavenencias con Jesús Samper, acabaron desencadenando su tristísima dimisión como presidente del Club del que había logrado hacer hablar a toda Europa, con extraordinarios fichajes como los de Polster, Dassaev, Súker, Simeone o el mismísimo Maradona.

No sabemos lo que irá a ocurrirle a este considerado ‘especulador’ que ahora bebe de su propia medicina, pero sí empatizamos y perfectamente, con la actitud desesperada de los murcianistas, que lo señalan como culpable de que a su querido ‘sentimiento’ lo haya vuelto a poner al borde de un abismo, que estos sí, ya conocen perfectamente.

Pepe Ursaonés

Read Full Post »

 photo DelNidoyMonchi_zps7486919a.jpgReflexión. El espectáculo ofrecido por el Sevilla Fútbol Club el pasado jueves para toda Europa, redunda en un momento de satisfacción incapaz de distinguir entre competiciones. Fulminar de la faz del césped del Ramón Sánchez-Pizjuán a todo un Oporto, con la misma facilidad y resultado con la que cuatro días antes asaeteó al Espanyol de Barcelona, provoca sin desear evitarlo que pasen por mi mente las cabezas pensantes que pusieron su valentía y cinco sentidos para que hoy, en esta Primavera del 2.014, esta centenaria Entidad tenga uno de los mejores equipos que componen la Primera División española. José María Del Nido Benavente y Ramón Rodríguez Verdejo siempre entendieron y defendieron que para crecer es necesario vender y muy principalmente si el negocio en números puede llegar a considerarse fuera de mercado. Las salidas de una tacada de Negredo, Navas, Medel y Kondogbia, columna vertebral del equipo base, las jóvenes promesas Luis Alberto, Luna y Campaña y la marcha definitiva del gran capitán Andrés Palop, no podían ser más impopulares. Y mucho más teniendo en cuenta que, eso de ‘vender para crecer’ no tiene nada donde agarrarse si después no se acierta en tapar los socavones que dejan esas ausencias. Y de ahí es donde parte mi satisfacción sentimental en estos días, semanas, meses…
Los jovencísimos futbolistas con los que se han relevado a aquellas estrellas, vienen demostrando al fin con consistencia y regularidad, que están capacitados para adelantar los éxitos proyectados para el 2.016, colándose como tarjeta de presentación en toda una Semifinal de nuestra siempre amada Copa de la UEFA Europa League. Casi nada.
Quiero agradecer. Me sale del alma hacerlo. De bien nacidos es ser agradecidos, lo que estoy disfrutando en las últimas semanas para mí se queda, no me cabe otra que volver a dar las gracias como no hace tanto, al Señor Del Nido por su capacidad para gobernar hasta el último día y a usted también Señor Ramón Rodríguez, el tiempo le ha vuelto a poner en lo alto del escalón del que quisieron bajarle cuando las cosas no salen como uno las prevé. El tiempo parece desear volver a darle la razón vestida de Blanco y Rojo nervionense y no allende de las fronteras de Híspalis.
Me acuerdo de los dos y mucho en estos días. Y de qué manera.

Pepe Ursaonés

Read Full Post »

No podía ser de otra forma que la definitiva marcha de Del Nido del Sevilla Fútbol Club, causase disparidad de sensaciones y más si lo analizamos desde el punto de vista de tan cainita ciudad.

Por mucho que los presidentes y consejeros del Sevilla y del Betis se hayan reunido para acercar posturas y evitar enfrentamientos inútiles, siempre, siempre, desde los primeros años del siglo pasado en que nacieron ambas entidades ha habido y siguen existiendo posturas distintas, porque ambos clubes son  diferentes en su  organización, formas de gobernarse, estilo e historia a lo largo de los años transcurridos.

De Sevilla decimos que es dual en muchísimos aspectos y en su fútbol no puede ser más evidente dicha apreciación. La propia familia Del Nido Benavente podría dar buen ejemplo de ello, al haber tenido José María en su hermano Juan, un bético que fue tan enérgico como él sevillista, llegando incluso a ser directivo del club de la Palmera.

Nuestra dualidad es innata a nuestra idiosincrasia, nos divierte y nos hace sufrir a partes iguales, viviendo en ella con pleno entendimiento de sus límites. Sin embargo, lo que nos sienta mal, muy mal, es que determinados comunicadores de nuestro día a día, es decir, periodistas, que se precian así mismos de imparciales, se aprovechen de las desgracias de cualquiera persona de uno u otro club, para multiplicar su dolor, como ha ocurrido con el ya expresidente del Sevilla FC. Un ejemplo de lo que les comento lo podrían comprobar en el diario sevillano ABC de los días lunes 16 y martes 17 del mes en curso, en el que dos conocidos columnistas, cada uno a su estilo, lo ‘machacan’ sin piedad.

En la división blanca y roja de Híspalis, ha habido quien incluso se ha manifestado alegrándose de la lamentable salida de José María Del Nido del club, colgándole el vergonzante calificativo de corrupto. Del Nido podrá llevarse a donde quiera que la vida finalmente le lleve, la ‘pequeña’ satisfacción de saber al menos que son muchísimos más los que lamentan cómo queda su situación personal y en qué medida afectará a la Entidad que con tanta notoriedad ha presidido.

De forma lógica y evidente, pienso que todo aquél que delinque debe ser juzgado y sufrir pena de cárcel si así lo determina la justicia. Sin embargo, no es menos lógico y evidente que todo español sea quien sea, tiene derecho porque así lo determinan las leyes, a recurrir a cuantos estamentos sean oportunos para defenderse y José María Del Nido promete seguir haciéndolo hasta el final.

A lo largo de los años y en todas las épocas, han existido casos de personas que cumplieron penas de cárcel e incluso de muerte consumadas, quedando con posterioridad demostrado lo equivocado de tales condenas.

Queden estas líneas para quien las quiera sopesar y sea prudente a la hora de juzgar sin haberse dicho la última palabra.

Pepe Ursaonés

Read Full Post »

‘Tal como éramos’ es un programa de SFCTV que se viene emitiendo en redifusión cada lunes, tras ‘El Debate de la Bombonera’. Hace una semana volví a visionar el programa que dedicaron al gran Paco Gallego, futbolista de raza que siempre llevó en su corazón la marca ‘Sevilla Futbol Club’. De su gran categoría deportiva y humana poco más se podría decir, pero sí me gustaría compartir con quiénes me lean el cómo y el por qué en Junio de 1965, Francisco Fernández ‘Gallego’ fichó por el FC. Barcelona y cuyo motivo vuelve a ser hoy de rabiosa actualidad.

Viendo la poca trascendencia que se le dio en el reportaje e incluso por los gestos de Paco cuando recordaba aquel traspaso, me da por pensar que ni él mismo supiese lo que realmente pasó. De hecho llegó a afirmar durante la entrevista “creía que iba al Madrid”, cuando en realidad y con las maletas literalmente a cuestas, le pusieron rumbo a la Ciudad Condal.

En Junio de 1965 el Presidente del club era Don Juan López Sánchez (q.s.g.g.), conocido como El Droguero porque poseía una industria del ramo en la Plaza de la Encarnación. La temporada acababa de terminar, los jugadores se iban de vacaciones y había que pagarles, como era habitual cada año por esas fechas, pero en las arcas del club no había fondos para cumplir con aquella obligación. Aquel Presidente, obligado por las circunstancias, tuvo que traspasar a Gallego para poder pagar a los futbolistas, como ha hecho el Sevilla actual en Junio del 2013 traspasando a Jesús Navas. El Presidente López Sánchez fue fuertemente criticado por determinados periodistas e incluso por algunos sevillistas, probablemente por desconocer lo que ocurría o porque no quisieron darle publicidad. Esa fue la verdad del por qué Paco Gallego tuvo que irse a Barcelona. Recordarlo no ha sido sino un simple ejercicio de una memoria que aún protege archivos de no muy difícil acceso para mí.

Quien les escribe era presidente de una de las peñas más populares de aquellos momentos. Quizás por eso fui citado por el Presidente un domingo por la mañana en su despacho de la Plaza de la Encarnación, donde muy preocupado me contó lo que había pasado y cómo se llevó a cabo el traspaso. Me dijo que para pagar a los jugadores se necesitaban tres millones de pesetas, que citó a varios directivos para tratar de reunir dicha cantidad y que a pesar de que él mismo puso sobre la mesa un talón por valor de un millón y medio, no fue posible conseguir lo necesario. En una reunión de urgencia, comunicó a su junta directiva que a las doce de la noche del día en curso, Gallego sería traspasado al Barcelona previo pago ‘al contado’ de seis millones de pesetas.

De esto no se dijo nada en ‘Tal como éramos’ y me ha parecido interesante sacarlo de mi octogenaria memoria, porque es una verdad que la considero de interés sevillista y que no ofende a nadie por hacerla constar. Más considero por el contrario, que sirve para dejar claro y cristalino un trozo de la Historia del Sevilla, en la que los directivos muchas veces ponían su patrimonio al servicio del Club. Por aquel entonces el Sevilla FC era un club de fútbol. Ahora es diferente… pero casi igual.

Read Full Post »

La temporada ha sido mala, triste sin lugar a dudas. Es muy difícil buscar comparaciones porque nunca son iguales, pero lo que sí es cierto que ésta no ha sido de la peores, de eso podemos estar seguros y esto lo escribe un viejo sevillista con el pelo blanco y muchísimos años de carnet, que ha vivido tanto descensos sangrantes y situaciones muy penosas, como grandes e inolvidables satisfacciones y tengo claro que éstas superan a aquellas. Estas vivencias dan autoridad moral para opinar y ver las cosas en su justa medida y lo sabemos muy bien quienes como yo, llevamos tantos años con el Sevilla metido en nuestros corazones.

Apoyándome en estos sentimientos, no tengo reparos en afirmar que he sufrido más con ciertos grupos de sevillistas que con las derrotas del equipo, esos que con su actitud han decidido hacer insoportable la atmósfera que se respira en el epicentro de Nervión. Son inconformistas que no tienen reparos en insultar y difamar al Presidente o a consejeros y que no se dan cuenta o no quieren hacerlo, que a quien hacen más daño es al propio Sevilla, porque es más que evidente que al Presidente no podrán derribarlo por mucho que lo insulten o difamen. Esta Entidad hace mucho tiempo que dejó de ser un ‘Club de Fútbol’ para convertirse en una ‘Sociedad Anónima Deportiva’ gobernada por accionistas, generalmente por los que poseen mas acciones, que son los elijen a los consejeros de acuerdo con las normas establecidas y estos a su vez son los que ponen o quitan a los que han de gobernar a esta gran ‘embarcación’ llamada Sevilla Futbol Club.

Creo que existen otras maneras de expresar nuestras quejas, como la Oficina de Atención al Socio, donde de palabra o por escrito, sin faltar a la dignidad de las personas, se puede exponer cuanto nos parezca, sea leve o grave, individualmente o formando comisiones. Lo que no es correcto y sí triste y hasta doloroso, es tener que oír desde esa parte de Gol Norte, cada día de partido, esas ofensas e insultos graves, que a ningún sevillista que se precie de serlo pueden sentarle bien.

Compañeros de Gol Norte, este viejo sevillista les aconseja que escojáis otros caminos para exponer vuestras quejas, por el que vais solo encontrareis enemigos y críticas. Id al futbol a divertiros, pasadlo bien y dejad que los que gobiernan esta nave, que saben donde están los defectos, se ocupen de subsanarlos. Ellos son los responsables y por la cuenta que les tiene, harán cuanto sea necesario para que ésta Entidad discurra por las sendas correctas. Si no lo hacen o el gobierno es deficiente, hay personas entre los propios accionistas, con autoridad y poder, que seguro que les harán las advertencias necesarias. Son gente seria y tan sevillistas como vosotros o yo mismo, que tienen nuestros mismos sentimientos y quieren, que administrativa y deportivamente, el Sevilla FC esté siembre en el lugar que le corresponde.

El Abonado 59

Read Full Post »

No estoy conforme con lo que leo o escucho en los medios de comunicación sobre cómo ha jugado el Sevilla en el Bernabéu ante el Real Madrid. Todos coincidimos, hasta el propio Emery, en que el Sevilla ha jugado mal y no ha estado a la altura que se requería, pero no he leído ni oído en ningún medio el por qué, ni las causas que han concurrido para que el Sevilla no haya jugado como esperábamos o creíamos que debería haberlo hecho. Cualquier acometido tiene su causa o motivo para que salga bien o mal y el fútbol no se mantiene al margen de ello.

Eso que cuenta un periódico de nuestra ciudad de que el Madrid jugó a medio gas no lo considero cierto, o es que Cristiano Ronaldo no corría como un galgo cada vez que enfilaba su camino a la portería del Sevilla, o es que Sergio Ramos, Modric, Kaká, Iguaín, Benzemá, etcétera, no se movían con intensidad buscando espacios, apretando para poner en situación de gol al portugués. Lo que pasa es que este Madrid es infinitamente superior a este Sevilla, ése y no otro es el principal motivo por cuál nuestro equipo no pudo moverse a su antojo ni al nuestro. Un ejemplo de ello lo tenemos en este mismo encuentro, desde que Kaká, Benzemá y el propio Ronaldo (a 28 minutos del final) fueron relevados, el Sevilla jugó mucho mejor, moviéndose con mas soltura e intensidad. En ese periodo de tiempo Negredo pudo haber marcado e incluso se produjo el gol de Manu del Moral. No sólo es el Sevilla el que juega mal cuando se enfrenta al Madrid, casi todos los equipos que compiten con él, excepto en raras ocasiones, salen goleados. Hasta en ‘once partidos oficiales’ de esta temporada (doce con el de ayer), el Madrid marcó cuatro o más goles a su rival de turno.

Al Sevilla podemos criticarle y afearle su conducta cuando juega contra equipos que son de un nivel inferior y no da la cara, como ocurría en fechas recientes.

Ítem más, cuando al Real Madrid le falta Cristiano Ronaldo baja en efectividad. ¿Por qué no puede bajar el Sevilla cuando le falta Iván Rakitic que hoy por hoy es un puntal casi imprescindible en el equipo? Si alguien dice que esto son excusas, yo defiendo que son verdades irrefutables”.

El Abonado 59

Read Full Post »

Estimados compañeros:

Cumplo ahora 87 años de edad, socio y accionista de nuestro querido Club sin interrupción alguna desde la década de los Cincuenta del siglo pasado. Durante todo ese tiempo han pasado muchas cosas en nuestro Sevilla: desde vivir en aquel viejo Nervión viendo los partidos de pie (sólo había asientos en Preferencia), hasta ver surgir los pilotes del nuevo Estadio que luego sería esa Bombonera ideada por Sánchez-Pizjuán y que desgraciadamente éste no llegaría a conocer.

En todo ese tiempo, ¿cuántas cosas han ocurrido en esta centenaria Entidad? Hemos sufrido descensos y gozado ascensos, fuimos capaces de superar etapas de graves dificultades económicas y nadar tranquilos sobre las balsas de aceite de buenas gestiones económicas que posibilitaron Títulos, tanto nacionales como internacionales. Tanto en las penas como en las alegrías, los sevillistas siempre estuvimos unidos sin importarnos quién o quiénes gobernaban esta preciosa Nave, aunque en alguna ocasión no fuesen de nuestro agrado, porque lo principal y lo que siempre estaba por encima de todos, era el Sevilla Futbol Club.

He traído a mi memoria estas cosas y se las dirijo a todos los sevillistas, los que están arriba y los que están abajo, porque en estos tiempos que vivimos están ocurriendo en nuestro Sevilla, cosas muy desagradables que nos afectan a todos. Esos insultos tan molestos que se entrecruzan entre los ocupantes de unos graderíos y otros, le están haciendo mucho daño a la totalidad del Club. Están desprestigiando a todos los sevillistas que siempre hemos presumido de ser la mejor afición de España.

Gracias a la tregua horaria de las televisiones y a pesar del frío, del resultado de ida, de las sensaciones que éste o cualquier otro Sevilla del pasado pudiera ofrecerme  y sobre todo de mis 87 años, estuve presente en el Sevilla-Mallorca de Copa del Rey y  sufrí  viendo y oyendo lo que nunca debería ocurrir entre nosotros.

Con afecto. Recapacitemos. Piénsenlo. Por nuestro Sevilla Fútbol Club”.

El Abonado 59

Read Full Post »

2012-12 (03) Sevilla 1 Valladolid 2

Una vez más vuelan a otra parte tres puntos primordiales y se los lleva un equipo supuestamente de menor nivel económico y deportivo que el nuestro. Como esto se está convirtiendo en cosa habitual, no nos queda mas remedio que pensar que este no es el Sevilla que creíamos tener. Se nos dice todos los días que jugamos para estar la próxima temporada en competición europea, pero si miramos la clasificación, observamos que a equipos como Getafe, Valladolid, Levante, Real Sociedad y Rayo los tenemos por encima y eso sin contar con nuestros vecinos de la Palmera, que a pesar de haberlos vapuleados hace unos días, están siete puntos por encima de nosotros.

Es triste ver al Sevilla deambulando por el césped del Sánchez-Pizjuán acosado por un equipo inferior, sí inferior por qué no decirlo. Y no busquemos excusas aunque las haya, porque bien que presumimos de tener una buena plantilla, con capacidad para que no se noten las bajas, cuando por lesiones o sanciones existan. Eso es lo que nos dicen, pero no lo vemos a pesar de haberse jugado ya catorce jornadas.

Este encuentro dio comienzo a las 21:30, una noche desangelada y fría, con muchos huecos en las gradas. Solamente estaba llena la grada baja del Gol Norte, o sea, el lugar de los Biris que afortunadamente han vuelto a estar en su sitio.

Hace unos días, Reyes marcó un gol a los vecinos de La Palmera a los catorce segundos del comienzo del partido, ¡como para no acordarse! Hoy el Valladolid nos ha devuelto la moneda, aunque cincuenta y seis segundo después. El alemán Ebert, solo en la derecha y ante la escasa y pobre oposición de Fernando Navarro, puso el balón cómo y dónde quiso, imposible para un Diego López que volvía a la titularidad desde aquél fatídico encuentro en Granada. Un auténtico jarro de agua fría que iba a marcar el devenir del partido. Nuestro Sevilla lejos de reponerse, se convirtió en un manojo de nervios que lo fueron empequeñeciendo, dejándolo sin actitud ni calidad.

Cabía la posibilidad de que despertara de su sopor. ¿Por qué no íbamos a ser capaces de remontar lo que determinaba el marcador? Quedaba por delante todo el partido, aunque no se notara esa chispa de la que hicieron gala el último lunes de partido en Nervión ante el Mallorca de Caparrós. Muy al contrario, lo que estábamos viendo era que el Valladolid se crecía, que dominaba y creaba peligro y lo que se estaba viendo se convirtió en realidad en el minuto doce. En una de sus múltiples contras, el jugador Óscar, que se deambulaba por el área como si fuera suya, se aprovechó del disparo de un compañero para quedarse en soledad ante Diego y picarle el balón con total parsimonia. Cero-dos en el luminoso, demasiado peso como castigo a tan poquitas ganas de jugar al fútbol.

Michel, muy afectado por lo que estaba ocurriendo, quitó en el veintisiete a Cicinho y dio entrada a un Rabello que debutaba. El equipo empezó a mejorar, la verticalidad del chileno se notó en seguida y en una de sus eléctricas jugadas estuvo a punto de marcar al mandar con fuerza y colocación el balón a la cepa del palo. Con posterioridad, un remate de cabeza de Babá pudo haber sido gol de no mediar el desatino del que el africano viene haciendo gala. Esta nueva actitud sirvió para que los vallisoletanos bajaran un poco su intensidad y para que se igualaran un poco las fuerzas de ambos rivales, aunque el 0-2 no se desequilibrara antes del descanso. En otras circunstancias se podría pensar que había tiempo para arreglar aquel desaguisado, pero para eso, se necesita un cambio radical en el Sevilla actual.

En la segunda parte se atisbó un cambio esperanzador en los sevillistas, se corría más y con más ganas. En el minuto cincuenta y tras un contragolpe, se produjo un córner favorable al Sevilla que traería la esperanza a la grada. Pero como ha ocurrido en otras ocasiones en este Sevilla, el gol no vendría por méritos propios sino por deméritos del contrario. El africano Manucho, que ya marcase en su última visita a Nervión, iba a repetir la suerte del gol pero esta vez en su propia portería.  El tanto nos trajo esperanzas para la remontada, aunque estas se disiparían con el paso de unos minutos que parecían balas. La remontada nunca llegó.

El Valladolid renunció a su aventura de ganar a lo grande, se dedicó a defenderse a ultranza, a perder tiempo y a representar ese gran teatro que hacen todos los futbolistas cuando les interesa. En el minuto sesenta y tres, Medel fue presa de su propia frustración e hizo la clásica falta innecesaria que te cuesta una jornada de descanso. La justa amarilla fue su segunda y con ella su entrada al vestuario antes del pitido final. La inferioridad numérica llegó en un momento en el que todavía se podía hacer algo o todo por el resultado, aunque no nos imaginamos a este Sevilla logrando el empate a pesar de haber contado hasta el final con el chileno sobre el terreno de juego.

El Sevilla realizó un pésimo partido en el primer tiempo, algo que con la excepción del derbi, ha venido ocurriendo durante toda la temporada. La leve mejoría experimentada en el segundo no le sirvió para nada. ¿Alguna vez servirá?

El Abonado 59

Read Full Post »

2012-11 (18) Sevilla 5 veti 1

Hace más de setenta años que no se da una victoria como esta en un derbi, ha sido contundente, apoteósica y de esas que dejan huella para siempre. Aunque de distinta manera, ambos rivales la gozan o la sufren según sean ganadores o perdedores. Aquellos porque elevan en grado sumo su moral y suman tres puntos sobre su contrincante y los otros porque quedan sumamente heridos, con la moral por los suelos y un difícil y doloroso camino por recorrer. Más aun por tratarse de dos clubes vecinos, de la misma ciudad, con un historial lleno de vicisitudes, serias confrontaciones y en muchas de las ocasiones, odio.

Presenciar in situ un espectáculo como este es una gozada, principalmente para los que ven como su equipo sale victorioso. Estos partidos entre sevillistas y verderones son muy llamativos, no solo en Sevilla, si no también en España, Europa y Suramérica. Levanta pasiones, sobre todo por la fuerte rivalidad que existe entre ambos y las polémicas que suelen surgir, aunque en el encuentro que nos ocupa, fueran escasas.

Lo que voy escribir a continuación, más que crónica de un partido de fútbol es un relato de lo que viví en Nervión la noche del 18 de Noviembre.

Allí estaba yo, una hora antes del comienzo de un evento deportivo en el que iban a competir jugando al fútbol los dos equipos sevillanos. Cada uno de ellos, de distinta afiliación y sentimientos, solo se parecen en que ambos practican el mismo deporte, pero nada más. Su origen, estilo, idiosincrasia, sus maneras de moverse en la sociedad, sus seguidores, su forma de gobierno, su configuración, en todo son distintos.

La predisposición para este partido es distinta. El hecho de la ubicación del Estadio en Nervión, en el centro geográfico de la capital andaluza, el ambiente que se respira en partidos como éste, el nombre del Club que defiende al de su Ciudad ‘SEVILLA’,… cosas todas ellas que te hacen sentirte situado en otro nivel, que te obliga a ‘saber estar’ y ser partícipe del comportamiento y estilo en el que uno ha sido educado.

Existía cierto temor al rival, que su clasificación es mejor es un hecho objetivo, poseen un buen equipo y los medios de comunicación deportivos apuntaban a que eran favoritos. Pero el Sevilla, además de que se jugaba en su casa, tenía más necesidad de ganar y estaban preparados para defender su dignidad, luchando para quedarse con los tres puntos. El estadio estaba radiante, las gradas se presentaban relucientes de sevillistas dispuestos a tirar del carro animando y alentando sin cansancio posible.

La fiesta no pudo ser más completa cuando a los catorce segundos ya estaba el 1-0 en el marcador. La presión inicial no pudo se más fructífera. José Antonio Reyes, con rapidez y astucia la encajó en la escuadra tras colosal error del portero visitante. Fue un gol importantísimo que dejó a los verdolagas patitiesos, asombrados por las forma en la que rompieron su tinglado, la estrategia planteada ya no tenía razón de ser. Tenían que improvisar un nuevo guión, pero sin los tiempos muertos que posibilitan otros tipos de deportes.

El Sevilla, aprovechando el momento de inseguridad de su rival, con las mismas ganas, ambición y actitud con la que inició su lucha, logró marcar el segundo gol en un abrir y cerrar de ojo. Era el minuto cinco y su autor Federico Fazio. En el luminoso resplandecía un hermosísimo 2-0, mientras algunos/as abonados/as aún se ubicaban en sus asientos. En las gradas se vivía una fiesta que ya empezábamos a olvidar, predominando un vocerío de celebración inimaginable en ese momento del partido. Los abrazos y la alegría inusitada de los sevillistas se contraponían a la colosal tristeza y decepción de la familia verde y blanca, calladita y asustadiza, viendo como su equipo sucumbía ante su mayor enemigo posible por los tiempos de los tiempos. El clamor Blanco y Rojo empujaba a su equipo y este hizo causa común con aquel, enarbolando un más que añorado ‘fútbol preciosista’ de casta, coraje, entrega y velocidad, absolutamente apabullantes.

2012-11 (18) Sevilla 5 Betis 1

Particularmente Jesús Navas me parecía una flecha lanzada por un arquero llamado Cicinho, que se relevaba con el palaciego, en el arte de acertar en la diana de la cabeza o los pies de sus compañeros. Daba gloria verlos correr, poniendo balones a diestro y siniestro para el disfrute plástico de sus compañeros.

José Antonio Reyes estaba desconocido, radiante, dibujando el partido perfecto, mostrándose participativo y acertado. El tercer gol, marcado en el minuto treinta y dos, volvió a ser obra suya, tras una jugada entre Navas, Cicinho, y Negredo. El espectáculo, para los que nos gusta el fútbol, era excelso. No solo se aplaudían los goles, la estrella era el fútbol total que se estaba presenciando. Fernando Navarro por la izquierda era un muro infranqueable y al mismo tiempo un martillo pilón apoyando a sus compañeros tanto del centro del campo como de la delantera. Los dueños de la media, Medel, Maduro y Rakitic eran una engrasada máquina de repartir balones, sobre todo el suizo-croata, que estaba en todas partes, defendiendo y/o atacando, en los corners o en las faltas, incansable.

A pesar de ir ganando por un contundente 3-0 en el marcador, no se relajaron. Querían más y siguieron con la misma actividad con la que empezaron el partido, empujados por los sevillistas que ocupaban las gradas y especialmente por los Biris, que hoy volvieron a su trabajo. Fruto de esta actitud, llegó el cuarto gol en el minuto cuarenta y dos, otra vez obra del argentino Federico Fazio que de cabeza, remató un perfecto pase desde la izquierda de Reyes. ¡Vaya partido que estaba haciendo esta parejita!

Los mejores cuarenta y cinco minutos de los últimos años habían llegado a su fin, no había tiempo para más. Los gritos de ánimo no cesaban, ¡no era para menos! No recordaba un descanso con un resultado tan contundente como éste y teniendo como rival a nuestros vecinitos que viven allá al final de La Palmera. Quedaban cuarenta y cinco minutos más para gozar. Viendo cómo se estaba desarrollando el envite, se esperaba que probablemente hubiera más goles.

El partido ser reiniciaba resuelto, pero el Sevilla y los sevillistas queríamos más, el los cuatro goles eran maravillosos pero la ‘Manita’ resultaría sublime. Desde el primer instante de la segunda parte se veía que tal deseo podría ser logrado, aunque en los verdolagas se viese otra actitud, una concienciación diferente para impedir que la derrota fuese más bochornosa de lo que hasta ese instante era. Eso sí, la avanzadilla bética se desplegaba sin afán y con un complejo de inferioridad evidente.

Photobucket

El dueño del escenario continuaba dominando la situación, pero siendo su actitud menos punzante, a pesar de que sus avances eran más espaciados. Fruto de ese espacio llagaría la expulsión del Rubén Pérez, que acumuló dos amarillas en seis minutos. La primera por frenar como si estuviera jugando al Rugby a Jesús Navas y la segunda por impedir con su brazo izquierdo un lanzamiento a puerta del jugador de Los Palacios. Al Sevilla le quedaban veintinueve minutos para marcar el quinto y al rival los mismos para evitar la vergüenza.

No obstante y a pesar de lo que se les venía encima, el jugador Rubén Castro, aislado en la derecha del área pequeña, tendría la suerte de poner honor en tan abultado marcador en el minuto sesenta y seis. Mal día escogió el canario para inaugurar su casillero de goles al Sevilla.

A pesar de que el resultado seguía siendo igual de magnífico, a los sevillistas no nos hizo ninguna gracia el gol visitante. La noche si ya era Histórica, podría haber sido Universal. Se llegó al minuto noventa y el desaparecido Teixeira decidió prolongar el espectáculo en tres minutos. Tan solo uno después llegaría la estocada definitiva. En el minuto noventa y uno, Medel aún tendría arrestos para robarle el balón a la defensa verde y blanca y servirle el balón a Jesús Navas. El ‘Siete’ se adentra en el área cual cuchillo en mantequilla y de tacón sirve a Rakitic para que el rubio, se la coloque al palo derecho al desdibujado Adrián. El gol puso Nervión bocabajo. Lo definiría como la repapanocha. No recordaba ya tanto júbilo en el Sánchez-Pizjuán, tantos saltos, tantos abrazos festejando el ‘Quinto’, pero ¡Coñ…! es que este gol que subió al luminoso, el 5ª, sí, sí 5º no fue un gol cualquiera. Se había logrado ante el rival más rival de todos los rivales y al que tirando de hemeroteca, no se le hacían cinco goles desde hacía 70 años.

Este partido quedará grabado para siempre en la Centenaria historia del Sevilla Fútbol Club, por ser de esos que no se olvidan, de los que marcan las diferencias, dejan huella y callan muchas boquitas altisonantes venidas a menos.

El Abonado 59

Relájense y disfruten. Gracias ‘Jesús Creations’ por ser tan Grande.

Read Full Post »

2012-11 (06) Sevilla 0 Levante 0

Sin duda alguna el Sevilla ha trabajado hoy para ganar, Palop ha sido un mero espectador. El equipo, sin que haya hecho un excelente partido, sí que ha sido mejor que su rival, ha sido el que buscaba el gol insistentemente, el que realizó mejor fútbol, el que se puso más veces en situación de marcar. Los levantinos se dedicaron a destruir, a impedir que el Sevilla se acercara con comodidad a su área, a buscar por todos los medios que el juego se realizara lo más lejos posible de su zona. Cuando al partido le quedaban unos treinta minutos, era tal el dominio del Sevilla que el balón no pasaba de la línea que divide en dos, el terreno de juego. Se encerraron descaradamente, renunciaron a ganar, el empate les bastaba. Si el evidente dueño y señor del partido era el Sevilla, ¿por qué no marcó un solo gol? Y no es porque no existieran ocasiones de hacerlo, porque gente como Babá, Negredo, Jesús Navas o Medel al final, tuvieron ocasiones más que suficientes. Si existiese la figura del profesor en goles, seguro que los nuestros le estarían necesitando como el comer.

Nuestro Sevilla es considerado en todos medios de comunicación como uno de los Grandes, aparte claro está, de los dos colosos que, como todos sabemos ‘hay que echarles de comer aparte’. Sin embargo, esa grandeza no la viene demostrando en los terrenos de juego de forma regular. No entendemos por qué es capaz de derrotar sin paliativos al Real Madrid y casi seguidamente tener doblegado al Barça, que si el tal Mateo Lahóz no lo hubiese impedido descaradamente, también hubiera mordido el polvo, y cuando nos toca jugar con el Rayo, Celta, el Zaragoza o este Levante de hoy se viene abajo y no sabe cómo demostrar que es superior. Todos sabemos que en este deporte llamado  fútbol, hay veces que pasan estas cosas, pero… por qué.

Este club valenciano que casi siempre ha competido en Segunda, ha surgido recientemente casi de la nada y tiene ahora un equipo bien armado, formado con jugadores veteranos de diversos lugares. Acogido a la Ley Concursal por precariedad económica, la pasada temporada consiguió clasificarse para la segunda competición europea en la que viene realizando un digno papel. El Levante demostró en este partido ser un equipo arisco, duro en sus maneras de jugar, con jugadores muy altos y corpulentos que entran al choque sin miedo.

El Sevilla ha sido superior en todo y la verdad es que ha merecido ganar y si hablamos de miedo a la derrota, tenemos que decir que el miedoso ha sido el Levante que jugó a la defensiva durante todo el partido, siendo Palop un mero espectador del encuentro. Se podría decir que todo lo contrario que Munúa, que estuvo activo siempre.

El Sevilla mandó en el partido, jugó con las ideas muy claras, imponiendo un fuerte ritmo, buscando en todo momento el gol, como se suele decir, intentando abrir la lata cuanto antes mejor para obligarlos a jugar de otra manera, pero como venimos repitiendo en este parecer, nuestro equipo no posee delanteros resolutivos. Negredo, al que se podría catalogar de serlo, no está pasando un buen momento, lo intenta pero no le sale. Además tenemos la eterna falta de suerte con los lesionados. A Trochowski lo hemos perdido para toda la temporada, cuando había alcanzado un más que destacable papel, Perotti no acaba de sanar, Reyes no carbura… son cositas que merman el potencial del equipo.

Pasaron ciertos partidos en los que se perdieron puntos que normalmente debieron quedarse aquí, está pasando igual que en la anterior temporada que cuando nos dimos cuenta ya no teníamos posibilidad de clasificación para Europa. Ojala cambie la situación y se alcancen los objetivos propuestos. No queremos pensar en las consecuencias de otra temporada igual.

Read Full Post »

PhotobucketLo primero que se me viene a la mente sobre este partido es la palabra ‘casta’, porque eso fue lo que el Sevilla derrochó a raudales en este encuentro ante un equipo aguerrido con el indudable ‘sello Caparrós’, que en ningún momento dejó de luchar por los tres puntos. Se adelantó al Sevilla y aunque éste logró empatarle tres minutos más tarde, menos tiempo necesitaron los mallorquines para volver a ponerse por delante en el marcador, tan solo un minuto. Ante este trepidante partido de fútbol solo nos queda pensar que estábamos presenciando un gran espectáculo, los dos rivales derrocharon energía, entrega, velocidad y ganas de hacerse con la victoria. Aunque los sevillistas tuvieran que sufrir, no cabe duda de que los andaluces fueron justos vencedores, hicieron mejor fútbol, fueron más técnicos y sobre todo recibieron de la grada una ayuda fundamental que los baleares no tuvieron.

Tampoco debemos olvidar que actualmente la plantilla del Sevilla está dotada de futbolistas de mejor calidad de la que tienen los del Mallorca y aunque a veces esto no sirva para ganar, normalmente sí que sirve.

No nos extrañó para nada la actitud del Mallorca, en toda España se conoce como juegan los equipos que entrena Joaquín Caparrós. No solo triunfó en el Sevilla, también dejó su sello en Coruña y especialmente en Bilbao y naturalmente, en su visita a Sevilla no iba ser menos. Existían ciertos recelos y la verdad es que se le temía.

Aquellos fallos defensivos de antaño, a pesar de la mejoría alcanzada siguen apareciendo aunque no con tanta asiduidad, en este partido se han visto, pero ahora  el equipo es otro porque sabe contrarrestarlos con goles y juego, como ocurrió en este partido. Si es cierto que el Mallorca se ha puesto dos veces por delante, también es cierto que  el Sevilla no se ha encogido, respondiendo con garra, con dominio y dando a entender que la victoria llegaría.

Así fue como en el minuto 25 en un fallo de marcaje al mexicano Giovani, posibilitó un pase en diagonal a Bigas dejándole en inmejorables condiciones para poner el 0-1 en el marcador y el amargor en el cuerpo de los sevillistas. Pero muy pronto, tres minutos después, sería Manu del Moral el que pondría un balón al interior del área, para que Negredo tras rechazar Geromel, enganchara un tremendo zurdazo mandando el balón a la escuadra, un gran gol que significaba el esperado e inmediato empate. Pero la noche parecía presentarse negra, porque un minuto después, en el 29, tras un error defensivo en la marca de Fazio a Giovani, el israelí Hemed se plantó por velocidad ante Palop y concluyó la jugada en gol. Fue un varapalo difícil de entender, porque el Sevilla tras su gol siguió con la misma intensidad y buen trabajo de creación e incluso teniendo el marcador con 1-2. Esa actitud nos servía de estímulo, se intuía que se podía remediar tan injusto marcador y más aún, teniendo por delante 60 minutos de juego. En los últimos quince minutos de la primera parte nada se podría hacer, terminando los mismos con el descrito 1-2.

Al iniciarse el segundo tiempo el Sevilla tomaría con prontitud el  mando del encuentro. El Mallorca mientras tanto se dedicaba a presionar y a contragolpear cuando le era posible, pero el Sevilla jugando por las bandas -Perotti ya estaba por la izquierda- era el que estaba haciendo mejor fútbol y el que se acercaba con mayor peligro al meta Aouate. Y en el minuto 55 tras una internada de Cicinho, éste se la pone de dulce a Negredo y de cabeza, el vallecano pondría las tablas en el marcador, 2-2 y a por ellos.

El gol le dolió mucho al Mallorca, impotente ante un Sevilla enrabietado que le atosigaba insistentemente. De nada le sirvió a Caparrós fortificar su zona defensiva, pensando tal vez en que un punto vale más que ninguno.  En el minuto 75 no podría evitar lo que llevaba tiempo viéndose venir. El brasileño Cicinho empalmaba de forma contundente y desde fuera del área un fortísimo disparo que tras tocar en un defensor, iría irremediablemente al fondo de la portería, un fantástico golazo que serviría para sumar los tres puntos y romper la racha de dos partidos sin ganar, en la que mucho tuvo que ver el ínclito Mateu Lahoz.

Read Full Post »

2012-05 (20) Homenaje Achúcarro 1965, Homenaje Achúcarro 1965

El del pasado Jueves 10 de Mayo fue un homenaje más, quizás el más fastuoso de los dedicados a Ignacio Achúcarro Ayala (76 años), sin lugar a dudas, uno de los más grandes jugadores que hayan defendido el Escudo del Sevilla FC. O al menos, eso es lo que nos han venido contando a los sevillistas de mi generación, los progenitores que perpetuaron en nosotr@s este sentimiento.

Entre 1958 y 1968 este paraguayo asunceno se ganó por derecho propio el más inmortal de los cariños de la Afición del Sevilla, convirtiéndose junto a Diéguez en el jugador foráneo que más tiempo ha permanecido en la entidad nervionense. Si al Equipo del Sevilla se le han venido asociando históricamente valores como ‘la casta y el coraje’, es precisamente por jugadores como éste, que demostraron una hombría que hoy en día tratamos de imaginar.

La fotografía que tenemos el orgullo de mostrar es una pequeña joya familiar, tomada a comienzos de la Temporada 1965/66. En ella, el Presidente de la antigua ‘Peña Sevillista Cerro del Águila’, Don José Aguilar Romero (actual abonado Nº61 del Sevilla Fútbol Club), entrega a un Ignacio Achúcarro de 29 años recién cumplidos, el escudo de oro de tan significativa por aquel entonces, peña sevillista. Los motivos de tal homenaje (Ignacio aún permanecería tres años en la disciplina sevillista) no podían ser otros que su encomiable amor y entrega a los colores Blanco y Rojos. Este tipo de actos no eran costumbre de esta peña sevillista, lo que da fe de la clase de jugador del que estamos hablando.

En la fotografía aparecen además el entrenador del Sevilla FC., Ignacio Eizaguirre (tercero por la izquierda al fondo) y junto a él (con gafas oscuras y un cigarro en la boca) el directivo y afamado doctor Castro Cerralbo. A la derecha de la imagen el Presidente del Sevilla FC., Don Juan López Sánchez aplaude orgulloso la condecoración de la que fue objeto tan maravilloso centrocampista, mientras otros compañeros como Bancalero, en primer término a la izquierda, se suman al agasajo.

Pulsar sobre la fotografía para verla en detalle.

Read Full Post »

2012-03 (22) Santander 0 Sevilla 3, Jornada 29

Nadie duda que este 0-3 en campo ajeno, ha sido una victoria extraordinaria, conseguida en el momento oportuno sí, pero con reparos. Porque se ha perdido la ocasión de arreglar sustancialmente el golaverage, descompensado respecto a otros equipos de ‘nuestra Liga’ y que al final podría ser necesario para pescar en tan irregular río. Yo no se nada de técnicas ni de estrategias, pero creo que jugaron con demasiada lentitud, viéndose obligados muchas veces a tener que mandar el balón a Palop. Claro está que estamos contentos viendo como nuestro Sevilla ha ganado holgadamente en Santander, pero debemos tener en cuenta que a este Racing, por lesiones, sanciones, sensaciones y dinámica perdedora, se podría haber llevado en el día de hoy un auténtico y balsámico para nuestros intereses ‘saco’.

No dudamos de que el Sevilla tiene jugadores de nivel superior, capaces de conseguir resultados positivos, para que de una vez por todas olvidemos los malos ratos que desde el principio de esta temporada venimos padeciendo. Creo que para que tengan valor los tres puntos conseguidos en Cantabria, se deberían sumar también los del ‘Nuevo Los Carmenes’, para dar sustento a las posibilidades sevillistas en esta Liga que entra en su último tramo.

En cuanto a lo sucedido en el Sardinero, es evidente que se ha cumplido con el guión previsto. Por la calidad de uno y otro, había que ganar sí o sí, como dice el Presidente y afortunadamente así fue. Se pudo ver que los jugadores rojos salieron dispuestos a llevarse los puntos desde el inicio, produciéndose la victoria más por méritos del equipo de Míchel que a desméritos cántabros. La victoria era extremadamente necesaria para ambos, mientras los locales venían perdiendo la estela del Villarreal, el que marca la línea de salvación, el Sevilla había vuelto a caer en la tabla tras la tímida reacción ante Osasuna y Valencia. Su clasificación, relativamente cercana a lo que llamamos peligrosa, no viene permitiendo la estabilidad mental necesaria para aspirar a las cotas para las que se elaboró la plantilla, viendo además como equipos supuestamente inferiores lo sobrepasan y no con injusticia.

De alguna manera, la derrota en Gijón debía servir para iniciar una fase en la que los jugadores reencontrasen ese amor propio que capacita para obtener victorias. El Molinón debía ser el punto de inflexión definitivo. Había que buscar remedios rápidos para acabar de una vez con la pérdida de puntos y desprestigio de la Entidad. Ya en el partido contra el Barça, aunque se perdiese, se atisbó en la segunda parte que el equipo es capaz de reaccionar y que a poco que la pelota coja la dirección de los tres palos, la concatenación de victorias se podría hacer posible. Jugando mejor, por lo menos se consiguió frenar a los culés y no salir apuñalados, como viene siendo costumbre con los equipos con los que se enfrentan Barça y Madrid. Uno quiere creer que las cosas estén cambiando en este Sevilla nuestro.

Desde principios de la temporada presente se hablaba de que el objetivo del Sevilla era jugar la próxima temporada la ‘Champions’, posibilidad que se ha puesto realmente cara porque han salido otros aspirantes, alguno sorpresivo como el Levante. Como vienen sucediendo los hechos, lo mejor sería no pensar en objetivos ni metas, sino ir partido a partido y haciéndolo como se ha hecho hoy, yendo a por los tres puntos de verdad.

Manu Del Moral, máximo goleador sevillista

Hoy los de Míchel salieron concentrados desde el principio, siendo dueños del balón y del juego, aunque no sé por que causas lo hacían con lentitud, como si estuviesen al acecho esperando el momento oportuno. El gol parecía como el invitado que se hace esperar, pero que nunca faltó a una cita. De hecho su llegada se prolongó hasta el minuto 34 en el que Negredo recibió con calidad de Perotti y se sacó su mejor chut de la noche, el portero también hizo su mejor parada, aunque desgraciadamente para sus intereses dejándosela franca a un inspirado Jesús Navas que volvió a ser determinante en para el Sevilla. Jarro de agua fría para el mismo Sardinero que semanas antes había conseguido frenar con éxito las embestidas de un tal Falcao, pero claro, Mario no es Toño, ¡suerte al fin para el Sevilla!

El Santander intentó buscar el empate con antelación al descanso, pero su acometida moría sin excesivo peligro en las manos de Palop o más allá de las líneas del terreno de juego. A pesar de su plausible empuje final, más con el corazón que con la cabeza, al descanso se llegaría con la escueta ventaja sevillista.

Tan solo seis minutos después de la reanudación, Del Moral asestaría la puñalada definitiva a los locales. Al fin Manu, al fin. El jiennense se lo guisó y se lo comió el solito aprovechando las carencias del portero local, que pudo hacer mucho más en el gol, dado que el ex getafense le chutó, aunque con potencia, al cuerpo y no a los palos. El gol, visto lo visto, presuponía la victoria definitiva. El partido siguió su curso sin variación, el Sevilla dominando y el Racing escenificando el pataleo de la presa moribunda. El Sevilla tenía ante sí la ocasión de ganar por goleada y regularizar su indeseable golaverage, pero solo llegó un tercer y concluyente gol. Cuando el árbitro se disponía a poner fin a un partido sin historia futbolística, lo mejor fueron los goles, Jesús Navas trazaría la contra perfecta, penetración por velocidad hasta la cocina, espera a la colocación del compañero más adelantado y pase medido para mejorar el currículum sevillista del mejor de los fichajes de la temporada.

El resultado evidentemente es bueno, el deseable, pero la temporada de momento lo hacen fantástico para mantenerse en tierra de nadie. Si no se gana en Granada, será como una parada en el camino de una temporada que nos retrotrae a épocas que ya nos parecen de otra generación. Como si no llevásemos con este sentimiento toda una vida.

Read Full Post »

Jesús María Chus Pereda Ruiz, falleció en Barcelona el pasado martes tras sufrir una grave enfermedad. Que allá en el ‘Tercer Anillo’ goce de la paz que otros muchos sevillistas que le precedieron, hoy ostentan.

Chus y otro jugador que se llamaba Segurola, llegaron al Sevilla FC. procedentes del Real Madrid, que además pagaría cierta cantidad de dinero para llevarse a cambio al jugador del equipo hispalense ‘Pepillo’. Éste fue el segundo de los ‘Pepillos’ que tuvo el Sevilla FC., el primero era sevillano y formaba parte de los célebres Stukas. Éste era natal de Melilla.

Nuestro ‘Pepillo’, José García Castro, era un extraordinario jugador de fútbol de exquisitas maneras a las que además unía unas cualidades goleadoras fuera de lo común. Ninguna de esas características le permitirían triunfar plenamente en el club de la madrileña Avenida de Concha Espina, que lo acabaría traspasando con posterioridad al River Plate bonaerense.

El ‘paquete’ de cambio que vino del Real Madrid tenía truco, el tal Segurola apenas si jugaría en el Sevilla, no servía y muy pronto lo traspasaron a la Real, era vasco y no muy claro personalmente. Chus Pereda era un chaval excelente como persona y como jugador de fútbol, pero en Madrid tampoco es que hiciese gran cosa. Donde de verdad se convirtió en un gran futbolista y debutó como internacional en la Selección, fue perteneciendo a la Plantilla del Sevilla FC. y no en Barcelona como dicen los cronistas.

Por aquellas calendas el FC. Barcelona se enamoró del de Medina de Pomar y se empeñó en llevárselo. Le ofreció al Sevilla diez millones de pesetas, por aquel entonces un dineral, y el Club hispalense no pudo resistirse a unos emolumentos que como casi siempre, servirían para tapar agujeros y nivelar presupuestos. El bueno de Chus Pereda se marchó a la Ciudad Condal donde siguió triunfando y además se acabaría casando con la hija de un directivo del Barça con muchos ‘jayares’. ¡Vamos, un pelotazo!

Aquella famosa delantera que dirigiese el Mister Luis Miró, uno de los grandes de la época, fue la llamada ‘De Cristal’ y la formaban Agüero, Diéguez, Antoniet, Pereda y Szalay. El burgalés era interior y el húngaro extremo, no como lo vienen publicando los medios de comunicación estos días.

Read Full Post »

Older Posts »