Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 de septiembre de 2010

Solo un tercio de los partidos oficiales que lleva disputados el Sevilla FC en la presente temporada, dibujaron una sonrisa en el rostro de los fieles de Nervión. Está claro que los números y las estadísticas pueden llegar a ser favorables dependiendo de para qué lugar le demos la vuelta al calcetín. El que podría haber sido mejor arranque en Liga desde hace un ‘porrón’ de años, podría considerarse como discretísimo cuando se suman la totalidad de partidos disputados desde que el balón echase a rodar en el mes de agosto. Si a ello le sumamos la imagen que ofrecen los jugadores cuando no les salen las cosas a las primeras de cambio, el cóctel se hace muy difícil de digerir.

Mientras en la Supercopa, Messi hizo encaje de bolillos con la defensa blanca en el partido de vuelta en el Camp Nou (el Barcelona habría marcado todos los goles que le hubieran hecho falta), Sporting de Braga y PSG borraron con aparente facilidad a partir de un mínimo de entrega exigible, cualquier atisbo de incordio que pudieran ofrecer los hombres dirigidos por Antonio Álvarez.

Si bien es cierto que a los puntos, el Racing de Santander hizo suficientes méritos como para llevarse el botín obtenido del RS-P, no es menos cierto que la suerte no viene aliándose con los sevillistas en partidos como éste y el del Coruña. Hoy se dieron varios condicionantes que pudieron cerrar definitivamente el partido en una primera parte relativamente aceptable.

Para empezar, que el hombre más en forma de la plantilla se lesione en el calentamiento inicial. ¿Uruguayos que se lesionan? ¡Toquemos madera! Ya durante el partido vendrían acciones como la clamorosísima ocasión de Perotti (jugada magnífica con Negredo), que se falla en un bajísimo porcentaje de las veces en que se origina, el gol de Pinillos es más que probable que no lo marque más en su carrera, la acción de Toño en el penalti a Alfaro podría considerarse como tarjeta roja, el balón que vuelve a dar en el palo un partido más… Cualquiera de estas acciones pudo cambiar el devenir del encuentro, pero no fue así. ¿Acaso no estamos hablando de fútbol?

La segunda parte tuvo momentos en los que parecía que el equipo a la contra podría llevarse finalmente la victoria, pero el exceso de ansiedad y a veces la falta de capacidad física, dejaron en inocuos los intentos de los futbolistas de contentar a su afición y a su propia fe, seguramente perdida en algún lugar por descubrir. Por cierto, ¿entró José Carlos cansado al terreno de juego?

Llama la atención que solo cuatro días después de la victoria ante el Málaga (un rival capaz de ganar en Zaragoza y Getafe con facilidad), el Sevilla pierda tan rápidamente las moléculas de credibilidad que tanto esfuerzo le cuestan conseguir.

No pintan buenos tiempos para quien dirige la nave. Un hombre al que la grada empieza a criticar con dureza muchas de las decisiones tomadas y al que la eliminación en la previa de la Champions League parece pasarle factura cada vez que las cosas, como en la noche de hoy, no salen como desearía.

El calendario inicial favorable, ya se dejó cuatro puntos en el camino y éstos ya no vuelven. ¿Qué cara mostraremos cuando lleguen equipos de mayor calidad? Ahora mismo no dan ganas ni de pensarlo.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: