Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20 de septiembre de 2010

Peña Sevillista '@ 1000 km de Nervión' en Esplugues de Llobregat

El pasado 15 de Abril y en tiempo real, el Alminar de Nervión adelantó desde Málaga una noticia que de haberse indagado, habría sido portada de toda la prensa deportiva local justo un día después de publicarse.

En dos párrafos tan concisos como fidedignos, se daban datos puntuales sobre una importantísima reunión de peñas sevillistas catalanas a las que la directiva del Sevilla Fútbol Club había pedido toda la ayuda posible.

Una vez sabida la injusta sede de la Final de la Copa del Rey 2010, pocos eran los miembros de la directiva sevillista que confiaban en un desplazamiento masivo de la afición nervionense a Barcelona. Con toda la lógica del mundo y con una sencilla operación numérica, se podía prever que el Sevilla iba a disponer de un importante número de entradas a las que no iba a poder dar salida para un partido tan crucial.

En la planta noble del RS-P, emergió una idea cuya lógica caía por su propio peso. Sevillistas a parte, los andaluces que emigraron a tierras catalanas desde hace unas décadas a esta parte, así como sus familiares, podrían aportar todo lo que no iban a poder hacer los residentes en la Ciudad de la Giralda. Había que ‘llamar a filas’ a todo el que se identificara con Andalucía en la figura del Sevilla FC, para que la importante diferencia entre aficiones fuera lo menos notoria posible.

El planteamiento que se trasladó a las Peñas de Catalunya fue algo así: “Hasta este número de entradas calculamos que podríamos ofreceros (20.000), ¿cuántos creéis que podréis adquirirlas allí?”. Se iniciaba así la labor más hermosa con la que jamás se habían encontrado much@s de l@s sevillistas, que por múltiples razones, tuvieron que buscarse la vida en el noreste español: ¡Ser el ‘alma’ del Club de sus amores en las gradas del Camp Nou en toda una Final de la Copa del Rey!, ¡Casi nada!

Fueron unos días de arduo trabajo en los que no se escatimaron esfuerzos para sensibilizar a todos por la causa. Fue tan importante la responsabilidad, que algunos no quisieron hacer pública en aquel instante la petición sevillista para “no defraudar a nadie”, querían que “todo saliera lo mejor posible”. De esta forma se entiende que la noticia que adelantase el Alminar de Nervión no fuera acogida con agrado aquella noche del 15 de Abril, al tratarse de la reunión en la que se iba a informar a los peñistas del encargo.

Hoy sabemos que poco más de un cuarto del aforo disfrutó con alborozo del resultado final del encuentro, pero quizás nadie se habrá parado en calcular cuántos de aquellos simpatizantes sevillistas fueron al estadio prácticamente andando desde sus casas. Reunir a veinte mil afiliados fue una hermosa quimera, pero a ciencia cierta que los que se apuntaron a la propuesta, hicieron con su aliento las veces de tan elevado número.

La labor fue simplemente fantástica y lo mejor fue saber que disfrutaron antes, durante y después del partido, porque sus jugadores les demostraron que el equipo ‘Grande’ era el que vestía con camiseta y calzonas blancas.

En los últimos diez días hemos podido departir en persona con una milésima parte de aquellos que formaron parte de aquel elenco de simpatizantes ‘catalanes’ que llevaron a su Equipo, en evidente inferioridad numérica, a un nuevo éxito en esta primera década del siglo XXI. De hecho, el jueves pudimos disfrutar de la compañía de estos sevillistas en la sede de la Peña ‘@ 1000 km de Nervión’ en Esplugues de Llobregat, con los que compartimos el sufrimiento de la derrota de nuestro Equipo ante el París Saint Germain del supuesto impostor Edel Apoula.

Me quedo para el recuerdo con una imagen, la de ver a los peñistas más activos a la conclusión del partido ante los franceses, reunidos para llevar a cabo nuevas ideas, rótulos y pancartas de ánimos para su próximo acompañamiento al equipo de Nervión. En el momento en el que la mayoría habríamos replegado armas y marchado cabizbajos a nuestro hogar, hay quien no desfallece y ya prepara una nueva batalla. Ellos también son ‘Guardianes de Nervión’ en la distancia y a fe que lo vienen demostrando desde hace mucho tiempo. Todo un ejemplo a seguir.

Joan Morán y Leboski a la entrada de '@ 1000 km de Nervión'

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: